lunes, 24 de noviembre de 2014

Cortala con la culpa

Te sentís responsable por tooodo lo malo; incluso, por lo que no provocaste. Llegó la hora de liberarte de esa condena.

Es un viaje de ida, que va desde lo razonable hasta lo absurdo: estás triste por haber discutido con tu mamá, te sentís mal por comer un alfajor delante de una compañera de oficina que está a dieta o te querés matar porque tu mejor amiga rompió con su novio y no podés correr a consolarla. “Las mujeres somos para otros. Crecemos en medio de la culpa y de la autocompasión, y aprendemos el desprecio por nosotras mismas”, asegura la psicoanalista Liliana Mizrahi, autora del libro Las mujeres y la culpa. Diversos estudios señalan que las chicas somos mucho más proclives a reprocharnos por lo que decimos, por lo que hacemos o pensamos que los varones. Ojo: no quiere decir que ellos nunca sientan culpabilidad, pero eso sucede cuando realmente han cometido un error. Según los especialistas, la culpa es una de las emociones más tóxicas. “Para aminorar ese sentimiento, inconscientemente se busca un castigo”, dice la psicoanalista Mónica Cruppi, de la Sociedad Psicoanalítica Argentina. Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) asegura que la culpa puede enfermarte mental y físicamente: si no la tenés en cuenta ni la tratás adecuadamente, quizá derive en depresión. Entonces, conviene que te saques a tiempo esa carga de encima.

“Soy una mala amiga”
Los varones jamás se sienten mal por no llamar ni ver a un amigo, mientras que para nosotras es imperdonable ausentarnos de la vida de nuestra hermana del alma, especialmente si ella atraviesa un momento complicado. Los expertos aseguran que, a menudo, la culpa es la máscara de otras emociones. Por ejemplo: estás mal por no haberle prestado dinero a una amiga que es adicta a las compras, pero es posible que ese sentimiento oculte tu deseo de no ser la muleta financiera de ella. Entonces, planteate: “Si dejo los remordimientos a un lado, ¿qué siento por no haberle prestado dinero?”. Si la respuesta es “alivio”, asumí esa verdad. “Es bueno ser protectora y generosa. El conflicto aparece cuando creés que cuanto más das, más buena sos. Las mujeres que sufren de culpa tóxica tienden a ser excesivamente dadivosas, hiperresponsables, se esmeran por complacer a otros y quieren ayudar a todos”, asegura la coach Susan Carrel, autora del libro Escaping Toxic Guilt: Five Proven Steps to Free Yourself from Guilt for Good (Escapar de la culpa tóxica: cinco pasos eficaces para liberarte de la culpa para siempre).

“Le fallé a mi novio”
Ubicá todo en perspectiva. Supongamos que no quisiste acompañar a tu chico al cumpleaños de su jefe porque salistecansada del trabajo, y ahora te sentís mal por tu decisión. Pensá qué peso va a tener esta borrada dentro de cinco años. 99,9% de posibilidades que ninguno. No te maltrates con la culpa. Si te olvidaste de llevar a la tintorería el traje que él pensaba usar en una entrevista laboral, en vez de torturarte, tratá de descubrir el motivo. Seguramente la causa real sea que estás estresada, desbordada y con la cabeza en mil cosas, así que sé amable con vos. Disculpate con él y descansá. Después, pensá qué podés hacer para compensar la metida de pata. ¿Qué tal un spa para dos? También es importante que establezcas límites para frenar las demandas exageradas de los otros. Eso implica decir “no” y estar preparada para la reacción negativa ajena. “El gran desafío es correrte de lo que los demás esperan de vos y hacerte cargo de lo que deseás”, dice Carrell.

“Rompí la dieta y falté al gym”
Nunca hubo tanta presión sobre la apariencia física como ahora. Algunos expertos consideran que la nutrición sana es la nueva religión. “Ella impuso la dictadura del‘deber’ en la alimentación, cercenando lo gratificante de la comida”, afirma el psiquiatra Harry Campos Cervera. Reemplazá la culpa por la responsabilidad. Establecé un plan para no repetir lo que no te gusta o lo que te perjudica. Si faltaste a tu primera clase de gym de la semana, no des todo por perdido: andá a las que restan. Después de romper la dieta, retomala. Además, durante tres días, llevá el registro de lo que comés: anotá lo que ingerís y cómo te sentís en ese momento. Después, analizá qué es lo que más se repite. La idea es ver si detrás de tus desbarajustes no hay un tema emocional que “solucionás” con comida.

“Derroché mis ahorros en una cartera”
La psicóloga Karen Pinen, profesora de la Universidad de Hertfordshire (Reino Unido), explica: “Las mujeres tenemos una relación emocional con el dinero. Cuando nos sentimos estresadas o deprimidas solemos ir de compras en búsqueda de una gratificación”. ¿Cediste a la tentación del shopping y ahora estás arrepentida? Pinen recomienda: “Desactivá la culpa. Si tus finanzas personales están en orden, es bueno que te premies con algún objeto que quizá no necesites, pero que te dé placer. Cuando lo hagas, decí:‘Yo me lo merezco y me hace sentir bien’. En caso de que no tengas control sobre tus gastos, los reproches no son de gran utilidad. Conocé el origen de este desorden y trabajá en él”.

Amor en la distancia

¿Cuántas veces hemos creído encontrar el amor, y resulta que al final nos damos cuenta que esa relación no nos satisface y de nuevo quedamos solas?

Hoy en día, con tantas personas que vamos conociendo en este mundo tan global y cibernético, nos vamos llenando de emociones, más cuando tenemos a alguien ahí diciéndonos frases bonitas en nuestros muros y mensajes privados… Son bonitos detalles que con el tiempo, sin darnos cuenta, nos van enamorando de la persona que está detrás del monitor.

Nos vamos enamorando de una imagen, de un prototipo de persona que se describe asimismo, sin saber si todo lo que nos cuenta es toda la verdad. En las relaciones a distancia es fácil sólo mostrar una de las facetas de nuestra vida, previsiblemente la mejor faceta, porque podemos seleccionar cuándo contestar, pensar qué responder, y no estamos viéndonos unos a otros de forma presencial por lo que no tenemos seguridad total de cómo son realmente quienes conocemos.

Hay personas muy sinceras en Internet, algunas que lo son demasiado, otras que no lo son en absoluto, y están también los que intentan o creen serlo, pero que no ven cosas de sí mismos que cualquiera que les ve en el día a día se percataría de ello, y que por lo tanto, que intencionalmente o no, omiten detalles importantes acerca de sí mismos.

Lo cierto es, que gracias a Internet podemos conocer nuevos amigos, e incluso enamorarnos. A veces es como pura fantasía, otras veces se convierte en relaciones serias y comprometidas.

Internet facilita conocer profundidades de las personas que igual no se atreven a expresar ante sus familiares y amistades… a veces nos sentimos más auténticos en Internet que fuera de ella. Por la misma, también hace más difícil conocer otros detalles de cómo se es en el día a día. Conocernos por Internet tiene sus claras ventajas y desventajas por igual. No es malo en sí mismo, ni falso, ni todo bueno o verdadero. Es como la gente que conoces en cualquier sitio, tiene cosas buenas y no tan buenas.

Pero el amor a la distancia es duro y sufrido. ¿Vale la pena vivir un amor que nace a la distancia? El sentimiento llega, no importa religión, credo, edad o género, el amor es así, llega de improviso y sin avisar se va metiendo en el corazón. Te nutre y llena de felicidad, se trasluce en los poros de la piel… pero, ¿qué pasa cuando sientes el deseo de sentir la calidez de su piel? El beso deseado, el apoyo de una mano que aprisione la tuya y te diga… “aquí estoy”. El amor a la distancia, la espera por el momento de encuentro, con sus constantes demoras y retrasos de la vida, también es muy sufrido. Puede ser bonito, porque la distancia nos lleva a escribirnos bellas cartas de amor, a realizar grandes esfuerzos por mantener la relación funcionando a pesar de no vernos… pero es muy sufrido.

Es complejo vivir un amor a distancia, bello como cualquier otro amor, pero complicado. Se necesita de mucha seguridad y mucha confianza para saber esperar al día del encuentro. También puede ocurrir que un día te enfrentes con la realidad y pongas fin a todo. Pero, ¿acaso no pasa más de lo mismo con las relaciones presenciales? La diferencia es tal vez, el esfuerzo, paciencia y sufrimiento que se invierte en el proceso…

Es por ello, que debemos estar conscientes de lo que implicaría el amar de esta manera, a menos que tengas los pies bien puestos en la tierra y no te dejes llevar por las fantasías de la relación. Vive tu amor, pero nunca te dejes la cabeza en casa.

Cómo eliminar las espinillas con bicarbonato de sodio

La mayoría de personas sufre de espinillas y haría cualquier cosa para eliminarlas. Afortunadamente, este tratamiento localizado es efectivo, por lo general, ya que el bicarbonato seca las espinillas y elimina el exceso de aceite de tu rostro. 

El beneficio de este remedio casero es que es extremadamente barato y fácil de usar. Simplemente empieza con el paso 1 para saber más sobre este tratamiento.

1_Comprende cómo el bicarbonato de sodio puede ayudar a eliminar las espinillas. La idea de que el bicarbonato de sodio puede ayudar a eliminar las espinillas ha estado rondando durante mucho tiempo. Asimismo, a pesar de que este simple remedio casero podría no ser tan efectivo como los productos profesionales para el tratamiento del acné que existen en el mercado, sus beneficios son evidentes.
El bicarbonato de sodio es anfotérico. Esto quiere decir que el bicarbonato de sodio actúa como un ácido o una base. De esta forma, el bicarbonato de sodio puede ayudar a neutralizar cualquier desequilibrio del pH de la piel, lo cual es una causa común del acné.
El bicarbonato de sodio ayuda a secar la piel y a eliminar el exceso de aceite que es la razón de los puntos negros y los brotes de acné. Asimismo, el bicarbonato de sodio tiene leves propiedades antiinflamatorias y antisépticas, las cuales ayudan a reducir el tamaño de las espinillas.
Cuando el bicarbonato de sodio se mezcla con el agua, se forma una pasta fina y grumosa, la cual ayuda a limpiar y exfoliar la piel, así como a eliminar el aceite, la suciedad y las células muertas de la piel.

2_Si tienes piel sensible, ten cuidado al usar el bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio también puede secar la piel en exceso y a veces causa enrojecimiento e irritación en las pieles sensibles.
Por eso, podría ser una buena idea probar este tratamiento con bicarbonato de sodio en un área pequeña de tu pie antes de aplicarlo en rostro. Si experimentas cualquier efecto secundario negativo, no sigas con el tratamiento.
Incluso si no experimentas ningún efecto secundario negativo, debes evitar usar el bicarbonato de sodio con demasiada frecuencia. Con el tiempo, el bicarbonato de sodio puede alterar el balance del pH de tu piel, lo cual podría generar el desarrollo de bacterias y más espinillas.
Por lo tanto, no debes usar el bicarbonato de sodio en tu piel más de dos veces a la semana.
Usa el bicarbonato de sodio como un tratamiento localizado. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharas de agua para formar una pasta homogénea.
Limpia y seca tu rosto cuidadosamente y luego aplica la pasta de bicarbonato de sodio sobre cualquier espinilla. Si alguna de las espinillas está abierta, podrías sentir un poco de ardor.
Deja que el tratamiento localizado actúe en las espinillas durante 15 minutos, luego enjuaga. Algunas personas dejan que el bicarbonato de sodio actúe en las espinillas durante toda la noche, pero esto puede resecar la piel en exceso, así que ten mucho cuidado.

Humecta tu rostro después de usar este tratamiento.

Usa el bicarbonato de sodio como mascarilla facial. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua (o más, si es necesario) y añade una cucharadita de jugo de limón.
Limpia y seca tu rostro cuidadosamente y luego aplica una capa fina de la mascarilla de bicarbonato de sodio sobre todo tu rostro. Podrías sentir un leve hormigueo o ardor.
Deja que la mascarilla actúe de 10 a 15 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Tu piel podría quedar un poco roja, pero el enrojecimiento se atenuará pronto. Asegúrate de humectar tu piel luego de usar la mascarilla.
Usa el bicarbonato de sodio como un limpiador facial o un exfoliante. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua y mezcla hasta formar una pasta homogénea. Añade una pizca de jugo de limón, si deseas. El ácido cítrico del jugo de limón actúa como exfoliante y ayuda a secar las espinillas.
Humedece tu rostro con agua tibia y aplica la pasta de bicarbonato de sodio sobre tu piel. Masajea la pasta suavemente sobre tu piel realizando movimientos circulares. Evita frotar la pasta con demasiada fuerza.
Retira la pasta de bicarbonato de sodio de tu rostro usando agua tibia y un paño. Luego, tu rostro quedará enrojecido y tendrá brillo. Aplica una buena crema hidratante sobre tu piel.
Usa el bicarbonato de sodio como un baño de inmersión. Si tienes acné en la espalda o en el pecho, puedes obtener los beneficios del baño con bicarbonato de sodio.
Esparce media taza de bicarbonato de sodio en tu baño de agua tibia (no uses ninguna espuma de baño) y revuelve con tu mano para que el bicarbonato de sodio se mezcle con el agua.
Sumérgete en la bañera y trata de permanecer en el agua por lo menos de 15 a 20 minutos. Enjuágate en la ducha luego del baño.
El bicarbonato de sodio ayudará a prevenir los brotes de acné y a minimizar las espinillas de tu espalda, pecho y de cualquier otra área del cuerpo que se propensa al acné.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Por qué una esposa se enamora de otro hombre

Este artículo está dirigido a todos los hombres que desean ser mejores y que quieren construir una mejor relación con su esposa.

Por principio de cuentas, es importante hacer notar que no importan las razones, no hay excusa para que alguna mujer (tampoco el hombre) sostenga una relación fuera del matrimonio. Muchas veces he escuchado que es deber de la mujer mantener feliz a la pareja, para que no se vaya con otra. Entre los deberes y responsabilidades que se espera de una esposa figuran: cuidar, amar, concebir, atender, escuchar, cocinar, limpiar, lavar, planchar, etcétera.

Hay cientos de libros que aconsejan a una mujer cómo ser ideal para que el esposo no la abandone. Lo que me llama la atención es que desean una mujer equilibrada, que se ejercite, haga las compras y mantenga una vida social al tiempo que satisfaga las necesidades de sus hijos, trabajo, pareja y hogar. Pienso que tú, como esposo, debes de dar lo mismo que esperas de tu esposa.

Es más común que un hombre engañe, las estadísticas lo demuestran, pero esto no quiere decir que una mujer esté exenta de hacerlo. No solo los hombres buscan otra pareja cuando no encuentran lo que desean en su hogar, las mujeres también buscan consuelo en brazos de otro hombre cuando son ignoradas, humilladas o maltratadas, y después de hacer todo lo que está en sus manos para satisfacer a su pareja.

A continuación te comparto los principales factores por las que una esposa se enamora de otro hombre y, a su vez, consejos para solucionarlos:

Ya no existe el romanticismo
Sirven un ramo de flores solo porque sí, una nota en el refrigerador, una llamada telefónica al mediodía para decirle cuánto la aprecias. Las mujeres no pasamos por alto los detalles, porque por más mínimo que sean significan un mundo. No descuides la intimidad, tampoco te vayas a los extremos; pero a tu esposa le va a encantar que tengas ideas nuevas y quieras mejorar el juego previo.

Falta de atención y poca valoración

Si tu trabajo es muy demandante y estresante debes recordar que cuidar a un niño, que requiere atención cada minuto del día, también lo es. Aprende a dejar tus preocupaciones, tu estrés y tu enojo laborales de la puerta de la casa hacia afuera. Tu esposa te necesita en el hogar con una actitud positiva y con ganas de ayudar.

Soledad

A todas las mujeres les gusta hablar, de modo que si no dedicas por lo menos cinco minutos a escuchar a tu pareja vas a hacer que se aleje de ti. Las exigencias de la vida diaria y dejar de lado la relación pueden crear soledad en tu esposa; no la dejes ni olvides sus sentimientos. Si viajas de forma continua, debido al trabajo, esto no es excusa para abandonarla totalmente; con la tecnología actual, por ejemplo, puedes disfrutar de una relación a distancia.

Enojo

Esta es una razón muy grande por la que una mujer puede engañar; la principal razón puede ser por venganza de haber sido a su vez engañada. Siempre debe haber una actitud positiva en el hogar, aprender a controlar los momentos de ira; si estás molesto con tu esposa, espera un rato para aclarar la situación; si has fallado en la relación no culpes a tu pareja, acepta tu error y demuestra lo importante que es para ti.

Poco apoyo
Si deseas una mujer que pueda ser independiente en lo económico, que tenga amistades y una vida fuera del hogar, necesita tu apoyo como esposo para hacerlo. Ella no va a dejar por voluntad propia a sus hijos y las labores si no la apoyas. Necesitas alentarla y ser comprensivo. Si ella quiere regresar a la escuela o a trabajar, o salir de viaje, eres la pieza clave para que haga todo eso.

Si pones atención a tu alrededor y miras de cerca a tu pareja y encuentras soledad, dolor, frustración y depresión, quiere decir que algo está fallando en ustedes. Las buenas esposas dan su vida por su familia; cada día, cada minuto y cada célula de su cuerpo está dedicado a su hogar. Si quieres que tu mujer te acompañe, y que sea feliz, debes aprender a conocerla, a escucharla y a amarla.

Recuerda el inicio de su relación, la emoción con que se miraban, el amor con que la escuchabas, la forma en que la tocabas y lo feliz que estabas de que ella tenía su propia vida, pero que querías ser parte de ella. Ahora para ella tú eres su vida, no dudes en darle lo poco que pide y no pidas más de lo que estás dispuesto a dar.

El respeto y el amor en el matrimonio van a hacer que la relación perdure con el paso de los años. Mi última sugerencia para ti sería, cuida cada día a tu esposa, porque tal vez, lamentablemente y sin darte cuenta, ella ya esté mirando hacia otro camino.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

El corrector que borra todas tus imperfecciones

Las pequeñas imperfecciones de nuestro rostro son las responsables de darnos un aspecto cansado y triste. Por ese motivo los correctores son elcomplemento perfecto a nuestra base de maquillaje para lograr devolver a nuestra cara la luminosidad y belleza perdida. 
Pero ante nosotras hay una pregunta muy importante: "¿Qué tipo de corrector debo utilizar?".

Con la ayuda de Lusstra hemos encontrado un corrector 'mágico'que borra todas las imperfecciones de un auténtico plumazo. Es muy fácil de aplicar, solo debes utilizarlo sobre las zonas donde necesitemos eliminar pequeñas manchas e imperfecciones, extenderlo un poco y ¡listo!.

Además, otra de sus ventajas es que al ser doble se puede utilizar tanto en invierno como en verano por tener un tono más oscuro y más claro. Su textura cremosa hace que el resultado sea muy ligero y natural, todo para que tu rostro se vea mucho más perfecto. No te pierdas esta oportunidad única de Lusstra y comienza a sentirte guapa.

Fuente: Chance

Los 40 son los nuevos 20 para encontrar el amor de tu vida

Hace unos años, cuando se acercaban los 40 y no tenías pareja, parecía que ya no había posibilidades de encontrarla.
Foto: LOS PUENTES DE MADISON
Afortunadamente, los tiempos han cambiado, las nuevas tecnologías han irrumpido en nuestra vida cotidiana y las cosas han cambiado. En los últimos meses hemos visto como George Clooney celebraba su amor con Amal Alamuddin después de haber pasado la década de los 40, pero este no es el único ejemplo. Existen muchos más, porque el amor no tiene edad.

Según un estudio de LovegeistTM, realizado por TNS para Meetic, el 36% de los solteros españoles de entre 35 y 49 años está buscando pareja de forma activa. En este tramo de edad no sólo nos encontramos con singles de vocación, sino también con divorciados, separados, personas que han dejado una larga relación detrás y todos ellos buscan una segunda oportunidad en el amor.

A la hora de conocer gente, los solteros de este tramo de edad consideran que aunque salgan para ampliar sus posibilidades de conocer gente nueva, afirman que se encuentran con pocas oportunidades para ello (42%) además, perciben que hoy en día es complicado saber si alguien es soltero o no ya que no siempre llevan alianza (38%) y que la gente es más vergonzosa para tomar la iniciativa y dar el primer paso para acercarse a alguien (37%). Cuando conocen a alguien, para saber si esa persona está soltera la mayoría utiliza dos técnicas: el 21% pregunta con quién ha venido y el 20% se interesa por sus planes para la próxima semana.

La forma de conocer gente también ha evolucionado, las nuevas tecnologías han llegado a nuestras vidas para quedarse y qué mejor que aliarnos con ellas para encontrar el amor y es que 1 de cada 2 solteros que han usado una web de online dating tienen o han tenido una relación con alguien que han conocido por esta vía.

En cuanto a los solteros de entre 35 y 49 años, el 47% ha utilizado alguna vez una web de online dating para buscar pareja. Una de los sitios con más solteros y solteras en busca del amor es la web Meetic que cuenta con 9 millones de usuarios registrados. Pero si los solteros prefieren conocer a su posible nuevo amor en persona, también existen Los Eventos organizados con este propósito de romper el hielo, sin olvidar nunca la diversión.

Fuente: europapress

lunes, 10 de noviembre de 2014

Pierde peso rápidamente con la Dieta del Limón

Además de ser una gran fuente de vitamina C, el limón posee propiedades depurativas lo que te ayuda a perder peso.

Quemar calorías es uno de los principales objetivos en la vida de muchas personas, y existen una gran infinidad de dietas que pueden ayudarte a lograrlo, como la dieta del limón, la cual te ayuda a perder peso de manera rápida.

La dieta del limón consiste en desintoxicar tu cuerpo. Consumir limón durante el día te ayuda a depurar tu organismo, mejorar la digestión y eliminar toxinas; sin embargo, carece de un sustento científico el cual respalde sus beneficios en la salud.

¿Buena o mala opción?

Debido a que la dieta del limón puede ser agresiva para el organismo no es recomendable realizarla más de siete días, ya que aunque podrás adelgazar hasta una talla en una semana también tienes más posibilidades de un rebote al regresar a tu rutina.

Además, por ser una dieta rápida para bajar de peso puede generar un descompensación en tu organismo, lo cualgenerar síntomas comofatiga, desmayos, hipotensión, hipoglucemia, cansancio, entre otros síntomas.

¿En qué consiste?

De acuerdo con el portal noticias24, la dieta del limón consiste en sustituir bebidas como café, refresco o té, por limonada (sin azúcar, ni endulzantes y con agua a temperatura ambiente).

La limonada debe ser consumida antes de cada comida, y durante la dieta se debe evitar las grasas, y se puede incluir verduras y a partir del tercer día carnes magras.

Aunque la dieta del limón puede contribuir a una pérdida considerable de peso, es importante mencionar que genera una gran descompensación en el organismo por la falta de nutrientes y puede generar problemas en la salud.

Para perder peso lo recomendable es una alimentación saludable, y antes de iniciar algún tipo de dieta acudir con un médico para evaluar tu condición y la dieta que planeas realizar. Además es indispensable la actividad física para cumplir el objetivo. ¡Cuida tu salud!

Maquilla tus ojos en dorado para Navidad

Para las fechas navideñas, si usarás un atuendo en rojo, te irá bien usar maquillaje dorado para tus ojos, aquí te mostraremos cómo aplicarlo y algunas formas en las que te puede quedar muy sexy, chécalo:

Lo único que necesitas es una sombra de este color súper brillante, no importa si es de crema o en polvo; un delineador negro, brochas y listo.



Daños que provoca la pastilla del día siguiente

La pastilla del día del después es solo para emergencias y no debe ser usado como anticonceptivo regular, entérate de los daños que produce si abusas de su consumo:


El ginecobstetra mexicano Fernando Pineda, resaltó que este es el anticonceptivo hormonal más vendido, ya que está disponible en cualquier farmacia y su venta no requiere receta médica; por lo que hay quien la consume de 3 a veces ¡al mes!

El especialista alertó que su consumo regular puede provocar desde trastornos menstruales y gastrointestinales, así como retención de líquidos, aumento de peso, pérdida del cabello, provocar problemas de fertilidad y en la mayoría de los casos perder su eficacia.

La píldora del día siguiente tiene un 85% de eficacia si se toma en la dosis y momentos adecuados.

Los expertos recalcaron que el uso de anticonceptivos debe estar asesorado por un experto, con el fin de que las mujeres hagan uso del método más adecuado para su cuerpo; ya que algunos de ellos pueden tener contraindicaciones en algunas mujeres.

¿Por qué no puedo usar cualquier método?

Los métodos anticonceptivos deben ser aplicados por un médico experto, quien determinará cual es el mejor para tu cuerpo. Con ello evitarás en gran medida los efectos secundarios, ya que cualquier sustancia o método que te pongas es algo ajeno a tu cuerpo, por lo que éste de alguna manera, en mayor o menor medida, va a reaccionar.

Por ejemplo, aquellos que contienen estrógeno y/o progestina, están contraindicados para mujeres que fuman, padecen hipertensión, diabetes, migraña o varices.

lunes, 27 de octubre de 2014

Complejo de granos en la cara: mascarilla casera contra el acné

Si para muchas mujeres resulta algo tremendo la aparición de un grano en la cara un día por casualidad, algunas personas viven acomplejadas por el acné o por tener siempre granos en el rostro. 

Descubre en nuestro diccionario de complejos cómo superar el complejo de granos o acné.

Cómo superar el complejo de acné

El acné parece exclusivo de adolescentes, pero la verdad es que puede aparecer en otras épocas de la vida y puede provocar más de un complejo. Personas aterradas por el aspecto de su rostro lleno de granosque no se atreven a salir a la calle y que temen las relaciones sociales. En ese momento estamos ante un complejo físico más que evidente.

Como ocurre con este tipo de complejosproducidos por rasgos físicos difíciles de disimular, el complejo de acné o granos en la cara requiere de una buena autoestima para superarlo. Además, el acné tiene diversas causas y cada una de ellas tiene un tratamiento diferente. Por cambios hormonales, por estrés, por algún problema dermatológico o incluso por la ingesta de algún medicamento, el caso es que la cara se llena de antiestéticos granos.

Cómo hacer tu mascarilla casera para combatir el acné
Con los poros de la piel obstruidos, aparece el acné o el temido grano. Superar el complejo de acné pasa por resolver primero el problema médico, por lo que el primer paso será una consulta con el dermatólogo para que determine el tipo de acné y su causa. Pero mientras llega el tratamiento médico, tenemos una crema casera para combatir los granos que resulta ideal.

La mascarilla anti acné la puedes elaborar tú misma de forma muy sencilla. Debes hacer una decocción con unas cuantas flores de manzanilla y dos dientes de ajos durante 5 minutos. Se deja reposar y cuando esté tibia, se le añade las suficientes cucharaditas de avena hasta que quede una mezcla espesa. Te aplicas la mascarilla y la dejas actuar 15 minutos para retirarla después con agua tibia y aclararla con agua fría. Verás el resultado espectacular.

El deseo sexual disminuye después del embarazo

"Antes de tener a mi primero hijo, el sexo era maravilloso, ahora después del parto no tengo muchas ganas de tener relaciones sexuales. Solo pienso en el bebé. Mi marido es comprehensivo y no me presiona. ¿Es normal me falta de deseo sexual?" Gemma J., 36 años, Barcelona.

Es normal que ocurra una disminución del deseo sexual después de parir y tener un hijo. La mujer siente mucha responsabilidad con un bebé en los primeros meses de vida en los brazos y no tiene la cabeza para el sexo. No es que eso ocurra con todas las mujeres pero es normal una disminución del deseo sexual. Después del embarazo, hay muy poco tiempo libre para cuidar física y emocionalmente de una misma.

La progesterona y el deseo sexual

Hay un factor hormonal que disminuye el deseo sexual después del embarazo. La mujer embarazada produce mucha progesterona, esta hormona sexual que hace que el cuerpo femenino agarre bien al feto, actúa en la mujer potenciando sus sentimientos más maternales y disminuyendo los sexuales. Son las leyes de la naturaleza humana.

Por otro lado, hay mujeres que después del embarazo se sienten psicológicamente las súper poderosas por alumbrar a un bebé, centro de las atenciones de su pareja, y quieren retribuir el cariño del compañero con mucho sexo. Todo depende de cada una.

Si no hay deseo sexual, paciencia que hay una vida por delante, es hora de disfrutar del bebé. Con un poco de empeño tu vida sexual volverá a la normalidad.

¿Por qué disminuye el deseo sexual en las mujeres?

Casi todas las mujeres vivimos, en algún momento de nuestra existencia, un comportamiento sexual que suele definirse como de baja libido y poco deseo de hacer el amor.

Esta constituye la disfunción sexual más frecuente entre las mujeres y la tendencia es a que se incremente según pasen los años. La pregunta recurrente es por qué sucede esto, incluso cuando vivimos con la pareja de la que estamos enamoradas y no existen conflictos que justifiquen tal conducta.

La respuestas son muchas y entre las más frecuentes se invocan las alteraciones orgánicas provocadas por el alcohol y las drogas, también las secuelas de tratamientos farmacológicos antidepresivos, trastornos endocrino-metabólicos (por deficiencia de la hormona testosterona) y enfermedades crónicas como la diabetes y la insuficiencia renal.

Factores psicológicos que afectan el deseo sexual

Se relacionan asimismo factores psicológicos -en muchos casos la causa más frecuente-, entre ellos, los conflictos de la pareja, el agotamiento físico, la depresión, el excesivo estrés o ansiedad, el bajo nivel de autoestima, las actitudes negativas hacia la sexualidad y experiencias sexuales traumáticas.

En la lista también podrían agregarse etapas trascendentes en la vida de una mujer que comprometen su respuesta sexual como son el embarazo, la lactancia, el climaterio y la menopausia. Estos procesos producen modificaciones anatómicas y hormonales que en algunos casos involucran la respuesta sexual, aunque no necesariamente conducen a la inapetencia.

Lo ideal sería que esa disminución de la libido no afectara las demostraciones habituales de cariño en la pareja, y que en los momentos de crisis los abrazos y besos no se entendieran forzosamente como una invitación al contacto sexual. Al contrario, más bien podrían avivar la llama que resolvería o ayudaría a prevenir la disminución del deseo sexual. En momentos como esos la pareja necesita tiempo para hablar, salir solos y compartir esos espacios comunes que van más allá de la intimidad.

Me siento sola y triste

Hay momentos duros en la vida. Muchos. Sentir soledad, sin la compañía o el apoyo de una persona amada, es una experiencia difícil que todas nosotras hemos pasado en algún momento de nuestras vidas.

La soledad no es sencillamente estar sola, este es un problema menor porque muchas mujeres necesitan estar solas. Lo que de verdad es duro es sentirse vacía aunque estés rodeada de mucha gente. 

La soledad no suele ser la ausencia de personas significativas en la vida, el trasfondo de este sentimiento tiene que ver más con lo que no hemos hecho nosotras por nuestra vida. Cuando por X motivos nos sentimos solas porque nadie nos entiende, porque no se dan las condiciones que esperamos en la vida, todo parece que no tiene sentido. ¿Qué hacer?

Los problemas de salud mental constituyen cinco de las diez causas principales de invalidez a escala mundial. Y estos trastornos, entre los que se cuentan depresión, adicciones, esquizofrenia, trastorno bipolar, son tan importantes en los países en desarrollo como en los industrializados. No es un problema de ricos o pobres, sí de exclusión social. Evitar que la gente esté sola forma parte de promover salud. La gente sola se enferma más que la que está, de alguna manera, agrupada, o en familia, o en pareja, o teje redes con la sociedad.
Me siento sola y triste. ¿Qué hacer?

El que no tiene la posibilidad de estar en conexión con el otro, de decir o escuchar, se enferma más. Es mejor tener pegos sociales que estar solo.

Cuando nos sentimos mal, parece que la soledad es nuestra enemiga número uno, pero en realidad, es una etapa que puedes aprovechar para salir muy fortalecida. Sé que las palabras suenan muy bien a la hora de oír consejos cuando la realidad en tu interior es el dolor si estás pasando por un momento así.

Muchas mujeres invierten materialmente y energéticamente en varios aspectos para satisfacerse, pero invertir tiempo y dinero en un terapeuta no suele ser lo más habitual. Cuando la soledad es algo insostenible de soportar, es cuando tenemos que ser realistas ydarnos cuenta de que necesitamos un confidente profesional que nos pueda brindar orientación adecuada y que pueda alentarnos.

miércoles, 22 de octubre de 2014

El discreto encanto de la hipocresía

Cada cierto tiempo tengo la fortuna de tropezarme
con personas que aseguran que la virtud más importante es la honestidad.En vez de darles una bofetada y hacerles entrar en razón, sonrío y escucho con atención, porque sé que estoy frente a una hipócrita profesional. 

Cuando escuchas a hipócritas de verdad, no existen esas pequeñas señales que pueden revelar las mentiras, porque las líneas entre lo falso y lo real no existen para ellas. 

Pueden decirte que consideran que los valores cristianos son el amor y la tolerancia, pero un par de minutos después comentar que los homosexuales/negros/latinos/pobres/asiáticos/transexuales/enanos deben morir. Y no verán ninguna contradicción.
Admiro profundamente a los practicantes de la hipocresía porque se necesitan muchos talentos para dominarla a satisfacción.

La sonrisa franca, el estrechar de manos firme, el puñal listo

La principal cualidad del hipócrita es lo honesto que parece. Sus cualidades como actor deben ser entrenadas por años para dar halagos vacíos a gente que detesta con pasión. Si observas con atención, lo único que puedes objetar del hipócrita es que a pesar de lo mucho que quiere ser, aparentar es lo único que alcanza. Eso no es tan malo, ya que hay muchos que reciben sus salarios gracias a ser hipócritas y constantes en ello.

Capacidad de trabajar en paralelo

El balance que logra un hipócrita en su batalla por convencer a todos de ser mejor persona, tiene la curiosa ventaja de protegerle de la paliza que le espera a alguien honesto que tiene enemigos, porque siempre logrará verse como una víctima. Una persona honesta no tiene chance si las mentiras en su contra son suficientemente creíbles. Si su lucha es contra otro hipócrita, a los ojos del mundo son amigos del alma. Las sospechas sobre su integridad desaparecen cuando muere, porque nadie quiere verse como hipócrita al hablar mal de un muerto que no puede defenderse. Ser hipócrita te protege de ser juzgado.

Sabiduría para elegir amigos honestos (y mejor aún, crédulos)


Los profesionales saben rodearse de personas que creen ciegamente en lo que dicen… y que están convencidas de que lo que dice el hipócrita sobre sí mismo es la verdad. Los ataques del hipócrita siempre los realizan a través de sus mojigatos amigos que están dispuestos a lapidarte en público por ser una zorra. Aunque sus maridos sean los que estén teniendo sexo con la hipócrita. La lealtad no es algo que practiquen los hipócritas y tienen un gran porcentaje de éxito en salir impunes.

Los hipócritas son pilares de nuestra sociedad


Gracias a los hipócritas siempre tenemos miedo de lo que pensamos y sentimos. Todo lo que hacemos puede ser mal visto y comentado sin pausa por nuestros hipócritas más cercanos. Los hipócritas cumplen el rol de juzgar a la gente bajo estándares imposibles e ideales, de los cuales siempre hay algo que objetar. Gracias a ellos somos mejores personas, así sea porque nos aterra lo que lleguen a decirle a otros que piensan de nosotros. O te conviertes en uno de ellos y aprendes a dar halagos vacíos a cambio de la remota posibilidad de ascender socialmente.

Nadie sabe disculparse tan bien como un hipócrita


Cuando llega la hora de caer, el hipócrita siempre tiene las mejores cosas de las cuales disculparse. Mientras más conservador y moral pretende ser, más necesita revolcarse en letrinas para saciar sus vacíos. Mientras un vulgar mentiroso tiene que disculparse por algo falso, el hipócrita debe disculparse por tener sexo con niños, una colección de pornografía infantil, dos hijos bastardos, fotografías siendo dominado por transexuales, extorsionar una abuelita, entrenar perros para favores sexuales, falsificar firmas y usar tarjetas de crédito de su empresa para pagar miles de dólares por sexo virtual. Sus disculpas son sentidas y auténticas, porque ser descubierto es sólo el comienzo de crear una nueva imagen de víctima, es una oportunidad para fingir que está camino a la redención, porque ha sido débil, pero todo va a cambiar ahora.

Siete razones por las que las llamamos “Zorra”

Espero tener su atención ahora.

Ser calificada con alguno de esos eufemismos que nuestra sociedad tiene para las mujeres promiscuas es inevitable, al igual que un extraño se masturbe con alguna de tus fotos en Internet, o que tus amigos casados te imaginen cuando tengan sexo con sus amantes. Y para ser calificada como tal, puede pasar cualquiera de estas cosas:

1. Reputación

Ser llamada zorra es algo que poco o nada puede tener con el comportamiento sexual. Es cosa de reputación. Puedes pasar tanto tiempo de abstinencia que ya te crecen telarañas al interior y ser considerada una; o ser una regalada que no tiene virgen ni las fosas nasales y sin embargo, contar con la suerte de que en apariencia eres toda una santa. Todo es cuestión de proyectar la imagen correcta.

La reputación atraerá a muchos más hombres a ti que antes (y a ciertas mujeres), pero puede resultar agotador, en especial si te lanzas a serlo de verdad.

2. Una falsa acusación

A veces, basta con hablar con alguien. Si ese alguien tiene una novia, esposa o acosadora frustrada, vas a quedar marcada como perra. Por el contrario, si resulta ser soltero, pero necesita quedar bien con sus amigos, van a pensar que eres una perra. Si en cambio, decides no hablar con esa persona, porque no te atrae en lo más mínimo, él y sus amigos rechazados van a decir que eres una maldita perra.

No importa que niegues serlo, que no haya sucedido, que se trate de un malentendido o que prefieras olvidar el asunto. Eres una zorra y no podrás dejar de serlo con ese círculo social que te rodea.

3. El vestuario

A todos les encantan las apariencias. Todos confían en un tipo trajeado hasta que les roba la billetera en el autobús. La gente vota por el candidato que no tiene agujeros en sus zapatos y que más da besos a los niños (aunque les haga otras cosas en privado). Si te vistes con ropa que “es la última moda en N.Y.” en tu pequeña ciudad católica tercermundista, te tildarán de puta.

Si te disfrazas de leopardo, tienes enormes senos (operados o no), botas con tacón de 15 centímetros, falda corta que pueden confundir con un cinturón y un abrigo de vinilo rosa, tienes suerte si no te ofrecen dinero al estar de pie al lado de un semáforo.

4. Envidia

Te robó a tu hombre, tus amigos prefieren estar con ella, es más alta, más delgada, todos la quieren, es una engreída, te hace quedar mal, muestra escote todo el tiempo, habla con voz de línea caliente, todo el tiempo habla por teléfono con su novio músico, todos los hombres que la invitan a salir son envidiables, todos le dicen que debería ser modelo, le pagan sin trabajar porque es bonita, es una calientabraguetas y una provocadora… y la detestas. Estás en todo tu derecho de llamarla ramera, puta, zorra o lo que se te ocurra.

Pero es posible que aún así sea mejor persona que tú.

5. Llamar la atención
La falta de afecto hace estragos con las mentes de ciertas mujeres. Cuando alguien no las llena de lisonjas por más de 24 horas, se atreven a cualquier cosa, como declararse bisexuales, besar a la novia de uno de los amigos que le gusta, subirse en la mesa de una discoteca a restregarse contra una columna o al amigo que le tiene ganas, hablar de todas sus experiencias sexuales con un taxista, darle sexo oral al primer hombre que le diga que no es demasiado deforme. O en caso de tener acceso a una cámara web, hacer un striptease por twitcam.

Todo esto naturalmente vendrá seguido de acusaciones de masturbadores crónicos de ser una puta (en especial si no queda completamente desnuda en el striptease), burlas respecto a su físico de parte de otras mujeres, cenas familiares incómodas cuando sus padres se enteren de lo que ha hecho, y algunos años después, después de una de sus múltiples depresiones, se volverá una mojigata. Pero todos la recordarán por su avatar en Twitter como la de senos asimétricos.

6. Hablar de sexo

Un emblema de la hipocresía latina es llamar zorra a una mujer que habla de sexo, como si las calladas fuesen santas. El problema usual es que cuando hablas abiertamente de sexo, los hombres creen que les estás proponiendo algo. Peor aún, si llegas a quejarte del desempeño o del tamaño de tu pareja, pueden sentirse heridos y decir que no sólo eres una puta, sino una ninfómana. Si hablas del tema para ayudar a otra mujer, de ahí en adelante asumirán que has hecho todo tipo de cosas innombrables y querrán contarte todo lo que les ha pasado. El problema principal de ser este tipo de furcia, es que las historias horribles que te cuenten te causarán pesadillas el resto de tu vida.

7. Ser promiscua

Tienes sexo con mucha gente. A veces varios al mismo tiempo. Eso no tiene nada de malo mientras te cuides y te hagas exámenes regularmente. No te preocupes por los que dicen lo contrario, que eso es pura envidia y ganas de masturbarestorbar. Pero lo difícil en esos casos es saber decir que no y estar preparada a romper cuerpo cavernoso testículosnarices para hacer clara tu negativa. Muchos tipos se niegan a entender que la motivación es importante si quieren mejor sexo.

martes, 21 de octubre de 2014

La vaginitis es una inflamación de las membranas mucosas que recubren la vagina (canal en el que desemboca la matriz).

Ésta puede ser causada por infección bacteriana o fúngica (hongos), por deficiencia de vitaminas B, por parásitos intestinales, o por irritación causada por exceso de duchas o el uso de esprays desodorantes.
También puede ser causada por tricomonas u otros organismos que se transmiten por vía sexual.
Igualmente puede contribuir a la aparición de la vaginitis la falta de higiene, el uso de prendas apretadas de material sintético (no permite la libre circulación del aire), la diabetes, los anticonceptivos orales y el tratamiento prolongado de antibióticos que alteran la flora natural de la vagina.Los síntomas más comunes de vaginitis son:

Sensación de quemazón o ardor
Prurito
Olor no habitual
Enrojecimiento de la vulva
Flujo blanquecino o o sanguinolento, poco espeso y maloliente (síntoma de vaginitis atrófica)
Flujo vaginal inodoro, espeso, blanquecino y abundante (síntoma de infección por hongos).
Flujo vaginal grisáceo o blanquecino con olor a pescado (síntoma de vaginosis bacteriana)
Las mujeres posmenopáusicas y a quienes se les han extirpado los ovarios quirúrgicamente tienen una alta susceptibilidad a la vaginitis (atrófica) debido a una reducción en los estrógenos.Remedios populares

1: Extraer el gel contenido en una penca de áloe vera o sábila y aplicar de forma directa sobre el área genital con el fin de aliviar el picor.

2: Consumir, a diario, 2 dientes de ajo. Igualmente, se puede agregar a una ensalada que contenga cebolla y perejil para potenciar su poder antisépticos.

3: Lavar, pelar y machacar tres dientes de ajos. Colocar en un recipiente que contenga 1/2 litro de agua. Hervir por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego, dejar refrescar y realizar un baño de asiento una vez al día, especialmente antes de dormir, durante una semana.

4: Aplicar, dos veces al día, 2 cucharaditas de yogur natural, preferiblemente de cabra, en la región vaginal.

5: Hervir 2 puñados de hojas de salvia en 1 litro de agua durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar. Luego, realizar un lavado del área genital durante 5 minutos. Repetir este remedio dos veces al día.

6: Hervir en 2 litros de agua 60 g de hojas de malva y 60 g de hojas de llantén mayor hasta reducir a 1 litro. Después, colar y tomar esta infusión a lo largo del día por 16 días consecutivos y luego descansar 10. Este remedio resulta eficaz para reducir la inflamación de la vaginitis.

7: Hervir, durante 10 minutos, 1 litro de agua y verter 60 g. de flores de maravilla y 40 g de flores de saúco. Retirar del fuego, tapar y dejar en infusión durante 20 minutos, colar y realizar baños de asiento durante una semana. Este remedio reduce la inflamación y es antiséptico por lo cual ayuda a combatir la vaginitis.

8: Aplicar en el agua de la tina de baño varias gotas de aceite del árbol del té el cual ayuda a combatir la vaginitis cuando ésta es causada por una infección.

9: Abrir una cápsula de vitamina E y aplicar el aceite en el área inflamada para aliviar el escozor o prurito de la vaginitis.

Recomendaciones

Beber más de 2 litros de agua o líquidos al día (zumos).

Consumir yogur natural a diario.

Incrementar el consumo de alimentos con fibra (los de tipo integral, frutas y verduras).

Reducir el consumo de café o alcohol.

Evitar los alimentos que incluyan levaduras como pan, harina refinada, pizzas, pastas, etc.

Evitar los alimentos como el queso maduro, bollería industrial y azúcar refinado o blanco, chocolate, las frutas secas, el jamón, la miel y las mantequillas de nuez.

Eliminar de su dieta las frutas cítricas y ácidas (naranja, toronja, limón, tomate, piña y lima) hasta que la inflamación haya cedido.

No tomar suplementos de hierro mientras la inflamación persista. Las bacterias infecciosas necesitan hierro para poderse desarrollar. Cuando hay infección bacteriana, el organismo “esconde” el hierro almacenándolo en el hígado, el bazo y la médula ósea a fin de inhibir el desarrollo de las bacterias.

No utilizar ropas ajustadas y los materiales sintéticos.

Usar ropa interior de algodón para facilitar la transpiración y reducir la producción de sudor y humedad.

No permanecer con el traje de baño húmedo durante ratos largos.

Cambiar de método anticonceptivo en caso de usar anticonceptivos orales, ya que éstos pueden alterar el equilibrio de los microorganismos del cuerpo y fomentar la aparición de la vaginitis.

No usar productos para la higiene genital agresivos como los jabones ácidos, los desodorantes vaginales, el papel higiénico perfumado, duchas vaginales especialmente aquéllas con aroma dulce porque pueden alterar el equilibrio vaginal y propiciar que aparezcan de la vaginitis.

Acudir al doctor si, a pesar de los remedios y recomendaciones arriba presentados, los síntomas persisten o se empeoran. En el caso de la mujer embarazada, es necesario acudir al doctor ante la menor sospecha, ya que la vaginitis bacterial podría causar, entre otras complicaciones, que el bebé naciera antes de tiempo o con problemas de salud.

Micropigmentaciones

Labios: Rejuvenecer, dar sensación de volumen



En los labios la micropigmentación resulta espectacular. Se puede volver a crear la línea del contorno, otorgando a la boca un perfil renovado, más definido y en muchos casos ampliado para conseguir un efecto de volumen con unos labios más carnosos y seductores.
Los labios estrechos se pueden ensanchar con una técnica óptica de relleno perfectamente natural que proporciona una sensación de agrandamiento.
También se pueden corregir todo tipo de asimetrías, rasgos no satisfactorios y disimular las arrugas perilabiales.



Cejas: Naturalidad


Unas cejas bien situadas y estéticamente correctas son fundamentales para el equilibrio y la armonía del rostro.
Las cejas se pueden rediseñar, redefinir y resituar. Su realización con una reconstrucción pelo a pelo asegura un resultado final de total naturalidad.
Con el efecto” lifting" se consigue dar un toque juvenil al conjunto del rostro.
Ojos: Intensificar la mirada
El objetivo de la micropigmentación de los ojos es conseguir el alargamiento del ojo y una mirada más expresiva, intensa y viva.
Se puede micropigmentar la línea completa del eye-liner tanto en el párpado inferior como en el superior.
Para una micropigmentación más sutil se realiza el lash-liner, una raya muy fina que se dibuja entre las pestañas.
El color o tono de cada prestación se elige en función de las preferencias particulares de cada persona, contando con el criterio profesional de la experta en micropigmentación.

La Chispa

¿Siente que usted y su pareja ya han perdido la “chispa” que tenían antes? Les tengo buenas noticias, aquí les presento un jugo perfecto para encender de nuevo esa chispa y reestablecer los niveles de energía que tenían en su juventud. ¡Pruébenlo y verán!

• 2 vasos de agua de coco o jugo de aloe vera
• 2 tallos de apio
• ½ plátano
• 1 pedacito pequeño de jengibre
• ½ de un aguacate
• 1 manojo de albahaca
• 3 higos


domingo, 12 de octubre de 2014

15 conductas que delatan a un hombre infiel, según las mujeres

  • Muchas mujeres se ponen alerta cuando algún cambio o tipo de conducta en los hombres. ¡Conoce qué cosas delatan a un hombre infiel, según las mujeres!
Uno de los principales factores por el cual se da una ruptura amorosa de parte de unamujer, es porque simplemente por la infidelidad. En algunos casos puede ser cierto que somos infieles o en otro caso estamos dando las señales equivocadas de un hombre infiel.

Anabella Do Santos, CEO del sitio web SecondLove, revelo 15 señales que delatan a unhombre infiel. Descubre si algunas de estas señales te delatan o simplemente estás dando una imagen equivocada:

1. Últimamente se ocupa más de su aspecto.

2. Se anotan en un gimnasio, se puso a dieta, se compra más ropa o usa productos de belleza.

3. Se muestra reacio o cansado para tener relaciones sexuales.

4. Pasa más tiempo fuera de casa. Suele tener reuniones, viajes de trabajo o arregla programas con sus amigos él solo.

5. Se ducha cuando llega a casa.

6. Hubo movimientos extraños en sus cuentas bancarias o gastos que no puede justificar.

7. Se esconde para hablar por teléfono o le llegan mensajes al celular que no lee delante de ti.

8. Apaga el celular por las noches o cuando está contigo “para que no lo moleste”.

9. Ha subido mucho su cuenta del celular y hay algún número de teléfono que se repite demasiado.

10. Le dice a su pareja que está obsesionada o loca cuando le preguntas si está siendo infiel. Cambia rápidamente de tema y se pone de mal humor.

11. Evita las conversaciones sobre el futuro de la pareja o planes en común.

12. Pasa muchas horas frente a la computadora, escribiendo mails o chateando, y tiene mucho cuidado para que no veas lo que hace.

13. Te regaló flores inesperadamente y después se acurrucó para que le hagas mimos como si hubiera hecho algo malo.

14. Se contradice en cosas o se equivoca con las horas, los nombres o los días.

15. Te insiste en que hagas planes o viajes por tu cuenta con tus amigas.

Fuente: peru.com

Como ahorrar en la cocina

  • Organizar las finanzas del hogar no es tarea fácil. Algunos meses son más fuertes que otros. 
Los gastos suben o el ingreso baja y tienes que organizarte para sacar adelante a tu familia. Siempre habrá cosas que podrás recortar temporalmente como las clases de yoga, fut o ballet. Pero generalmente terminas por economizar lo que ya tienes. Probablemente cambies tus focos, por ahorradores. 

O laves tu ropa por la mañana y la cuelgues al tendedero. Tal vez aguante el traje otra puesta, antes de mandarlo a la tintorería. Pero el caso de la comida, no siempre es fácil. La mayoría no sabe qué hacer para ahorrar. 

Aquí entre nos, es por ahí donde más dinero se cuela. Así que quiero compartirte unos tips para que ahorres en la cocina:

Organiza tu refrigerador. Por dos razones, la primera, para estar al corriente de los guisados sobrantes y tener la opción de recalentar. La segunda, por higiene. Porque cuando sobrevive un alimento y emprende un proceso de descomposición, sus toxinas contaminan el resto de tus productos acortando su tiempo de vida.

También es conveniente guardar las frutas y verduras limpias. Las hierbas desinfectadas, en bolsas separadas y envueltas en una servilleta húmeda. Los guisados en contenedores herméticos. Los quesos y las carnes frías en separadores, al igual que la mantequilla. A mí me gusta la repisa de hasta arriba, que es la más fría, para este fin. Utilizo las centrales para los guisados, salsas y tortillas. En las puertas, la mayonesa, ketchup y productos con conservadores.

Checa tu alacena. Las fechas de caducidad pasan más rápido de lo que creemos. Acomodarlos de acuerdo a su fecha de consumo optimiza tu bolsillo. Si hay algo que me desespera es tener que ir al supermercado cada vez que se me termina un producto. Porque es como el dinero se escapa. Generalmente tengo reservas para que esto no me suceda. Por ejemplo, guardo una mayonesa extra, algunas botanas, cereales, galletas... y en caso de que saque algo de la alacena, lo anoto en la lista del mandado.

Cultiva. Siempre hay un espacio en casa para sembrar. ¡Yo uso el techo! Recolecto lo que más utilizo: jitomates, hierbas, chiles. Bastante redituable para mi bolsillo. Interesante y divertido.

Apuéstale a lo vegetariano. Hay varias ventajas: mejoras considerablemente tu estado de salud, bajas de peso comiendo sano y gastas menos dinero. Economizas si dejas de consumir carne, pollo, pescado... dos o tres veces por semana. Las verduras de temporada son baratas y te ofrecen los nutrientes que tu cuerpo necesita, libre de grasa saturada. Por si fuera poco, esta dieta ha lo grado revertir todas las enfermedades crónicas del siglo.

Porciones. Las porciones son el gran secreto de cualquier dieta saludable. Ningún exceso es beneficioso para la salud. Cuando vamos al súper se nos olvida y empezamos a pensar “por si”. Por si viene el amigo, alguien quiere más... “por si las moscas”. Desgraciadamente siempre sobra ese tanto. Pero si tus cálculos son correctos, no habrá más merma. Por otra parte, cuidas la alimentación de tu familia.

Sé chef. Cocinar es la mejor herramienta que existe para la salud. Porque tomas el control. Te enteras de los ingredientes de una receta y los puedes manipular. Eliminar grasas saturadas, elegir harinas integrales, agregarle más verduras a tus guisados, ponerle más agua a la sopa. Así nunca te faltará comida. ¡Trata, también, de reinventar los recalentados! Así reutilizas y nuevamente te verás ahorrando tiempo y dinero.

Hierve el agua. ¿Cuánto gastas en garrafones a la semana? Tenemos la idea de que si no es agua embotellada o de garrafón, no es pura. Y al mismo tiempo, crecimos en casas donde se tomaba agua hervida. Para asegurarte de que el agua sea realmente potable, déjala hervir de 10-15 minutos después de su ebullición.

Vuélvete ecológico. Aprovecha todo. No desperdicies. Crea una conciencia que actúe en pos de la vida. Sacarle jugo al jabón o las servilletas es muy válido. Es apostarle a un mundo mejor. Respetar el agua al lavar los trastes, el gas al cocinar. Desenchufar aparatos eléctricos, sembrar... Crea una energía de respeto con la existencia y ahorras.

Espero que estos consejos te sirvan para llevar una vida más sana y de bajo presupuesto.

Fuente: excelsior.mx

Trucos para facilitar tu vida en la cocina

Todo el mundo no nació con el don de cocinar bien. Sin embargo, algunos trucos sencillos pueden facilitar la vida de quien no domina muy bien el arte culinario. 
Vea a continuación 10 trucos para facilitar su vida en la cocina:

1. Para evitar que el agua o leche se derrame es simple: solo debe poner una cuchara de madera como en la foto. El agua va llegar al nivel superior, pero no se derramará.



2. Para obtener el máximo zumo de los cítricos. Para aprovechar la mayor cantidad de jugo de las frutas, pinche la superficie del cítrico y lo colóquelo en el microondas durante 30 segundos.



3. Para pelar el ajo de forma más fácil, solo debe meter los dientes de ajo en un frasco de vidrio con tapa. Después, agite fuertemente el frasco varias veces. De esta forma conseguira pelar un par de cabezas de una solo vez y así se ahorra tiempo.

4. Sin suciedad en la cocina – ¿Un buen consejo para preparar un delicioso bistec sin hacer ensuciar la cocina? Seque la carne suavemente con una toalla de papel para eliminar el exceso de humedad. En contacto con la sartén, la humedad hace que salpique el aceite

¿De verdad es bueno alegrarse por la felicidad del vecino?

  • ¿Se alegra (de verdad) cuando el 23 de diciembre ve por televisión la dicha desbordada de los afortunados agraciados con el premio Gordo de la Lotería de Navidad? ¿Llega a sentir el dolor de un amigo cuando le explica cómo su mujer ha puesto fin a 20 años de matrimonio? 
En otras palabras, ¿se describiría como una persona empática? Estamos hablando de la capacidad del ser humano para ponerse en el lugar del otro, y sentir su desdicha o alegría como algo propio.

Si cree que esta característica no se encuentra entre sus puntos fuertes, no se preocupe, reconózcalo sin pudor. La empatía está sobrevalorada. O, al menos, eso es lo que opina el profesor de Psicología de la Universidad de Yale (Estados Unidos) Paul Bloom. “A menudo, la mayoría de la gente confunde la compasión y la bondad con la empatía, y ese es el motivo por el que durante tanto tiempo se le ha concedido una importancia desmesurada”, argumenta.

El profesor Bloom es colaborador habitual en revistas científicas comoNature and Science. Su último libro publicado es Just Babies: The origins of Good and Evil (Crown Publishers) y actualmente está trabajando en una próxima obra que analizará con detenimiento y desde distintas perspectivas la capacidad del ser humano para identificarse con los sentimientos ajenos. Y para ello, se adentrará tanto en la esfera personal como en el área social del ser humano.

Injusta y selectiva

Bloom ha identificado ciertos rasgos de la empatía que echan por tierra la idea de que cuanto más desarrollamos esta capacidad para identificarnos con los sentimientos de los demás, más fuertes y saludables son nuestras relaciones personales y mayor es nuestro crecimiento personal. Y sostiene que la empatía es parcial. “Somos más propensos a identificarnos con las personas con las que compartimos el mismo origen étnico o cultural, o con aquellas que nos parecen más atractivas”, explica a BUENAVIDA.

Habrá notado que le resulta más fácil conectar (sentir empatía) con los sentimientos o necesidades de alguien con quien tiene algo en común. Puede que simplemente sea que tiene su mismo pelo rizado, una mancha similar a la suya en la mejilla o que su padre también emigró a Alemania cuando era joven. En este tipo de casos, la parcialidad no tiene mayor importancia. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando la reacción empática de alguien influye en una decisión política con efectos en la vida actual y futura de las personas?

Esta cuestión es la que lleva a Bloom a afirmar que “cuanto menos intervenga la empatía en la conducta de aquellos que deciden sobre cuestiones políticas, más justas serán sus decisiones. Sin empatía, todos estaríamos en mejores condiciones para comprender y abordar temas, como por ejemplo, el cambio climático. Creo que es el momento de pararnos a analizar la clase de moral que estamos aplicando en nuestro comportamiento y las consecuencias que está teniendo”.

Fría y ajena a las multitudes

"Además de parcial, la empatía es insensible a los datos estadísticos”, afirma Bloom. Y continúa: “Las personas somos capaces de conectar con individuos particulares, reales o imaginarios, pero nos resulta muy complicado hacerlo cuando se trata de una masa de gente o una cifra numérica”. Y como apoyo a su teoría, el psicólogo estadounidense apunta una frase pronunciada por la madre Teresa al respecto: “Si miro a la masa, nunca actuaré. Si miró al individuo, entonces sí”.

Carecer de empatía por el sufrimiento de las víctimas de un desastre natural ocurrido al otro lado del mundo no es motivo para castigarse, como tampoco lo es en el marco de las relaciones personales cotidianas. “Mucho más importantes que la empatía son la bondad, la compasión y el amor”, recalca el profesor.

Recomendable en pequeñas dosis

Dejando a un lado el uso de la empatía en la toma de decisiones políticas, el hecho de que un individuo desarrolle esta capacidad excesivamente, sin duda, puede resultar perjudicial para su salud y equilibrio emocional, "ya que le conducirá a la angustia, el agotamiento e, incluso, es posible que llegara a sufrir algún tipo de enfermedad mental”, advierte el psicólogo.

Nuestro grado de empatía será mayor o menor dependiendo de cómo nos ha influido la cultura en la que hemos crecido y del tipo de relaciones personales que hemos establecido. Y es que, según Bloom, cuando somos bebés ya sentimos empatía, pero a medida que crecemos, esta capacidad puede quedar bloqueada o, todo lo contrario, desarrollarse hasta niveles dañinos. “Cuando un bebé observa o escucha cómo alguien está sufriendo, se acerca e intenta consolarlo”, apunta.

A medida que el individuo se hace mayor, la empatía va ganando peso en el terreno de las relaciones personales. En este ámbito, hay quienes opinan que es una herramienta fundamental para relacionarse con éxito, como recoge el doctor en Psicología Llorençs Guilera Agüera en su libro Más allá de la Inteligencia Emocional: las cinco dimensiones de la mente (Paraninfo), cuando la describe como “la habilidad esencial para establecer buenas relaciones sociales en el mundo privado y en el mundo laboral”.

El psicólogo y escritor Daniel Goleman, en su obra Inteligencia Emocional (Kairós), también corrobora esta idea, haciendo especial hincapié en lo importante que es en relación con los negocios internacionales y en el ámbito de la globalización, satisfaciendo de la mejor forma a los clientes.

Esta unanimidad en torno a la importancia de la empatía en el marco de las relaciones personales la cierra Bloom al defender categórico que la empatía es esencial (en pequeñas dosis). “Es difícil imaginar cómo podríamos desarrollar la inteligencia sin esta capacidad cognitiva”, concluye.

Fuente: elpais.com

domingo, 5 de octubre de 2014

Si crees que tu matrimonio será un cuento de hadas, prepárate para sufrir

Si sueñas con un matrimonio al más puro estilo de la Cenicienta, te invito a leer este artículo.

Hace algunos años conocí una joven pareja que estaba planeando su matrimonio. La fiesta sería tal como ella la había soñado desde niña: un vestido blanco, flores naturales, maquillaje perfecto, muchos invitados, entrada del brazo de su padre, una canción significativa de fondo, un novio "perfecto" y, por supuesto, un anillo de bodas a la altura.

Así, tal cuento de princesa encantada, pocos meses después entró del brazo de su padre al altar de una catedral del centro de la ciudad, ante cientos de miradas de familiares y amigos. Ella lucía radiante y al novio solo le faltaba el caballo para rescatar a la princesa de alguna torre. La fiesta fue fabulosa, en un conocido hotel de la ciudad. Todos los invitados fueron sorprendidos con la aparición de un cantante famoso para interpretar la canción que tanto los "identificaba". Hasta aquí la novia era la envidia de todas las chicas solteras que asistieron a la ceremonia: todas soñaban con encontrar el amor de la misma manera, lógicamente, con príncipe incluido.

Los problemas comenzaron a hacerse notar con el transcurso de las semanas: a ambos les molestaban pequeños detalles de su pareja. El príncipe azul comenzó a desteñir al primer lavado y la princesa perdía poco a poco su encanto cada vez que comenzaban a discutir.

Y es que muchas parejas cuando se casan, buscan tener un final de cuento infantil con la leyenda: "y vivieron felices para siempre". Lo triste de esto es que desconocen cuánto sufrimiento les traerá a sus vidas el pensamiento idealista del matrimonio. Y a pesar de las múltiples advertencias de que la convivencia no es un asunto fácil de sobrellevar, parecen hacer caso omiso de esto para comenzar una batalla que siempre termina en el mismo resultado lacrimoso. Olvidan que un matrimonio debe pasar algunas de las siguientes pruebas para poder consolidarse:

Adaptarse a una nueva vida
Comenzar a convivir no es un asunto menor, y es un peligro enorme el restarle importancia. Aspectos tan sencillos como compartir una cama se puede convertir en un verdadero dolor de cabeza; compatibilizar horarios, compartir deudas y mantener una casa, son solo algunos de los múltiples tópicos que debes enfrentar una vez dado el sí en el altar.

Falta de recursos económicos
Todos quisiéramos casarnos y poseer, ya, una casa propia, un automóvil cero kilómetros y una excelente situación económica. Sin embargo, este sueño solo lo viven algunos pocos afortunados. En cambio, la mayoría de nosotros debe vivir lo que es conocido como "contigo, pan y cebolla" y luchar día a día para poder adquirir las cosas necesarias para llevar una vida a gusto, dentro de nuestros recursos.

Crisis

El tiempo lleva a las personas a madurar, y para ello se deben quemar ciertas etapas. Lo mismo pasa en el matrimonio, se deben ir pasando ciertas etapas, por ejemplo: de ser un matrimonio a tener un nuevo integrante en la familia, enfrentar crisis económicas, pérdida de trabajo, enfrentamiento de enfermedades delicadas, entre tantas otras cosas que al momento de dar el sí, ni siquiera podrás imaginar.

Demás está contar el final de la historia de esta joven pareja. No lograron vivir su cuento de hadas por más de un año y optaron por firmar el divorcio antes de darse una real oportunidad de construir una vida juntos, lejos del castillo que pretendieron hacer sobre una nube, que no fue capaz de resistir el peso de la realidad.

Los hombres y su temor al compromiso

A veces las mujeres tienen expectativas irrealizables acerca de la forma en que los hombres deben expresarles su amor. El hombre no tarda en identificarlo y si se da cuenta que nada de lo que haga es suficiente para ella, no asumirá el compromiso.

Muchos hombres experimentan un temor inexplicable a comprometerse en una relación afectiva seria, que a la larga pueda llevar al matrimonio. Leyendo a los doctores Connell Cowan y Melvin Kinder en su libro Las mujeres que los hombres aman, las mujeres que los hombres abandonan, he llegado a una conclusión acerca de por qué los hombres incluso casados le huyen al compromiso. Quizá en su ADN el hombre lleva su temor al compromiso.

Juan Carlos fue uno de los solteros más asediados de su oficina, su mayor atractivo radicaba en su inteligencia, en que era un excelente conversador y con un gran sentido del humor. En su cumpleaños treinta y siete sus amigos y familiares le hicieron soplar las velas y hacer una promesa, ¡comprometerse en matrimonio!

Antes de casarse con Patricia, Juan Carlos jugaba futbol todos los domingos en la mañana, la cita era inaplazable, era un reencuentro sano con sus amigos que daba lugar al ejercicio físico y al esparcimiento. Sin embargo, al casarse los planes obviamente cambiaron; teniendo en cuenta que juntos trabajaban incluso el sábado, el domingo se convirtió en el día para ir a mercar en las mañanas, ayudar con los quehaceres de la casa y almorzar o cenar en familia para terminar el día viendo una película.

A Juan Carlos no le gustaban mucho las reuniones familiares, odiaba usar corbata y no era muy amigo del protocolo y las fiestas elegantes. Patricia era todo lo contrario, ella se desempeñaba como ejecutiva de ventas en una compañía y unas veces por trabajo y otras veces por gusto asistía a cocteles y eventos, pero casi siempre se convertía para ella en un verdadero suplicio invitar a Juan Carlos, porque nunca asistía de buena manera, aunque al final, más por cortesía que por otra cosa, terminaba integrándose y aparentando que disfrutaba el momento.

Recién casados estás pequeñas diferencias no hacían mella en la relación, pero con el paso de los años se han convertido en verdaderos problemas, motivo de peleas y discordias constantes.

El temor al compromiso

Como el tema es extenso y es posible abordarlo desde diferentes perspectivas, quiero anotar que aquí no me refiero a esos hombres que jamás se identifican y se comprometen con nada, ni siquiera con su propia realización personal. Me refiero al común de los hombres que experimentan temor antes de dar el gran paso al compromiso y a la vida en pareja. ¿En que se fundamenta este temor?:

Temen no ser aceptados como son
Esta es una preocupación constante de los hombres. Si bien es cierto que como seres humanos se hace necesario, a medida que avanza el tiempo crecer y evolucionar, siempre se conservarán rasgos particulares de la personalidad que son parte de la esencia de cada persona. Si un hombre se ve enfrentado al constante deseo de su novia por cambiar su personalidad, terminará por irse. Creo que un hombre estaría más dispuesto al compromiso si siente que puede expresar su personalidad con total libertad, sin miedo a ser censurado o criticado. El hombre, por su parte, debe tener claro el estatus que ha adquirido como esposo, y que muchas cosas necesariamente tienen que cambiar, pero más relacionadas con las nuevas actividades a compartir que con su personalidad.

Miedo a defraudar a su pareja

Según Cowan y Kinder algunas mujeres tienen unas expectativas muy altas frente a la seguridad y el afecto que un hombre debe expresarles. Cuando estas expectativas no se cumplen los dos integrantes de la pareja se frustran y, en especial, el hombre por considerar que "no es suficiente para su amada". A veces las mujeres tienen expectativas irrealizables acerca de la forma en que los hombres deben expresarles su amor. El hombre no tarda en identificarlo y si se da cuenta que nada de lo que haga es suficiente para ella, correrá a la primera oportunidad.

Lee más sobre estos paradigmas equivocados que tenemos acerca del amor en este artículo, http://www.familias.com/amar-es-sinonimo-de-sufrimiento

La naturaleza masculina

Yo estoy de acuerdo con las tesis que sustentan que por naturaleza hombres y mujeres son distintos. Si llegáramos al conocimiento y comprensión de estas diferencias muchas luchas cotidianas de las parejas perderían su piso. Y lo mejor es que si el hombre puede sentir que en una relación puede expresar su naturaleza masculina con total comodidad, no dudará en comprometerse. Los hombres son prácticos, les gusta ponerle chispa y buen humor a las cosas, necesitan sus propios espacios y cuando no los tienen ¡se alejan!; les gusta jugar y aunque no lo creas son sensibles y vulnerables, pero solo muestran esa faceta a la mujer que haya ganado su corazón.

Es importante anotar que una mujer debe identificar cuándo es posible aplicar los principios que expongo en este artículo y cuándo lo que sucede en realidad es que se ha involucrado con un hombre que no tiene su mismo sentido de vida, que no camina en su misma dirección y que el matrimonio y la familia no forman parte de sus prioridades.

Lo que las mujeres encuentran fuera de casa

Cuando hablamos de infidelidad en el matrimonio generalmente pensamos en los hombres como principales infractores, pero ¿qué sucede cuando la mujer es la infiel?, ¿qué podemos hacer para cuidarnos a nosotras mismas?

Cultural y socialmente se tiene la idea de que son los hombres los infieles en una pareja. Actualmente la realidad es otra: las mujeres están siendo infieles tanto o en mayor porcentaje que los hombres.

¿Por qué se da la infidelidad en las mujeres?

Si bien es cierto que la infidelidad es un problema multifactorial, te presento algunas de las causas más comunes por las que una mujer puede llegar a ser infiel:

Necesidad de sentirse deseada

Así como al hombre le satisface el conquistar, la mujer disfruta mucho el sentirse amada y particularmente deseada, si bien es un sentimiento que no se comenta con facilidad. La mujer puede llegar a verse involucrada en relaciones fuera del matrimonio cuando se apela a este deseo, a la necesidad de sentirse bella físicamente y de tener el poder o la facultad de atraer a un hombre. Son muchos los estudios psicológicos que se han hecho al respecto para determinar si se trata de una cuestión solo biológica o si en realidad tiene que ver con la carencia de amor y atención masculina; esto es, por el padre en los días de la infancia. Lo cierto es que, para algunas mujeres resulta altamente excitante el saber que pueden ser deseables; en esta parte, el cuidado y atención del esposo desempeña un papel importante para que la esposa pueda sentirse no solo amada sino también bella físicamente para su marido.

Por venganza
Es común que una mujer al verse herida o despechada por su pareja o algún hombre importante en su vida, tienda a vengarse de la misma manera con la idea de provocar el mismo dolor o castigar con este tipo de conducta, siendo este tipo de infidelidades las que más daño y decepción pueden causar a la misma mujer.

Amores no concluidos o fantasías
Cuando la rutina y la monotonía se han apoderado de la relación de pareja, hay crisis o cuando los hijos ya han crecido y disminuye el nivel de compromiso en un matrimonio, algunas mujeres optan por fantasear con amoríos que, cuando menos lo imaginan, llegan a convertirse en realidades que culminan en infidelidades; aunado esto figura lo que está siendo el gran fenómeno en la actualidad con las redes sociales: encontrarse con un antiguo novio o pareja sentimental con la que no se concluyó debidamente o que resulta, de manera propicia, una forma de escape a los sueños y frustraciones de la vida rutinaria. El amor pareciera ser que enciende de nuevo la perspectiva y un cúmulo de ilusiones vuelven a aparecer. Hay casos en los que, inclusive, la mujer llega a dejar a la familia completa por perseguir una quimera.

Lo que verdaderamente se encuentra

La verdad en casi todas las historias de infidelidad es que la mujer lleva todas las de perder: los hombres casados muy rara vez abandonan a sus familias y tarde o temprano regresan con la esposa y los hijos, dejando únicamente pesar y decepción en la otra mujer. Las mujeres casadas que han cometido una infidelidad con frecuencia son repudiadas por el esposo y la familia, y lo que es todavía peor: la mujer es quien más difícilmente llega a perdonarse a sí misma, se recrimina sus acciones llegando incluso a sufrir fuertes depresiones y daños emocionales. Es curioso notar que a pesar de los avances tecnológicos y de las muchas oportunidades de igualdad que las mujeres tenemos hoy, la infidelidad femenina continúe siendo tan complicada y agobiante. ¿Y sabes por qué sucede esto? Pues porque la mujer es quien construye y sostiene a la familia, por lo que su caída no solo se trata de una mujer infiel, sino de toda la caída del andamiaje familiar, la pérdida de la confianza, los valores, la moral y la integridad de quienes conforman su núcleo familiar.

De ahí que una mujer que cuida de sí misma y su corazón cuida y protege generaciones enteras.