jueves, 6 de julio de 2017

Cómo reconocer a una persona narcisista

Se creen el ombligo del mundo. Su propósito en la vida es hacerte saber que ellos todo lo hacen bien y tú fatal. Son los mejores siempre, en lo que sea, no hay quien les supere en nada. Los narcisistas son esas personas que han llevado la vanidad a su grado superlativo, tanto que acaban por ser gente tóxica que puede atacar directamente a tu autoestima.

Resultado de imagen para Cómo reconocer a una persona narcisista

Alguien puede ser arrogante por pura ignorancia o por complejo de inferioridad. Los narcisistas lo son, pero de otra forma, mucha más exagerada, porque se creen que son la leche. Lo peor: para que ellos sean tan geniales, tiene que haber alguien horrible. Y probablemente intentarán hacerte sentir que esa persona eres tú. Por eso hay que tener mucho cuidado con ellos, evitarlos como al veneno. Aquí te vamos a dar nueve pistas para detectarlos. Y un sólo consejo, si te encuentras con uno: ¡Huye!.

El narcisismo se considera un trastorno mental y según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastorno mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) de la American Psychiatric Association. Aunque es importante aclarar que todos podemos mostrar algún rasgo narcisista en determinados momentos sin que ello afecte a nuestra vida. Lo peligroso es cuando eso es persistente en el tiempo.

Estos son los nueve rasgos que, según el manual de los psiquiatras norteamericanos, distinguen a una personalidad narcisista:

1. Tiene un concepto grandioso de sí mismo

Exagera sus propios logros, su talento y espera que los demás se los reconozcan. Las personas seguras de sí mismas no necesitan el reconocimiento de nadie, mucho menos presumir de nada ante los demás. Los narcisistas, sí. Lo necesitan incluso cuando no han conseguido nada extraordinario. Sin embargo, lo peor es cuando no hay forma de comprobar el logro del que un narcisista presume, eso puede afectar a la autoestima de sus personas cercanas. Por ejemplo: el típico padre o madre que cada dos por tres le dice a sus hijos aquello de "yo a tu edad sacaba todo excelentes, corría maratones y trabajaba por las tardes mientras estudiaba siete idiomas".

2. Se obsesiona con el éxito y quiere ganar siempre

Quieren ser los más guapos, los más inteligentes, los más poderosos y los más ricos (al menos lo querrían). Utilizan a los demás para conseguir destacar. Pero si sienten que alguien les gana en algún aspecto, se sienten eclipsados y no lo permiten.

3. Te valora por lo que haces, no por lo que eres

Se creen tan especiales que sólo quieren tratar con personas de su misma categoría. Suelen definir a los demás por sus logros y no por cómo son como personas.

4. Exige admiración excesiva

Los narcisistas agotan. Sus carencias emocionales son tantas, que necesitan atención y adulación constantes. Y eso cansa mucho a los demás. El quiere recibir mucho, sin dar nada a cambio.

5. Siempre tiene derecho a todo

Como si el mundo le debiera algo. Sus necesidades son lo primero y más importante. Si creen que tú no lo crees así, tratarán de dañarte de alguna manera.

6. Se aprovecha de los demás

Los demás no importan, porque sólo importa él. Es el típico 'amigo' que sólo te llama cuando quiere algo de ti.

7. Falta de empatía
Le dan igual los sentimientos de los demás, no se identifica con ellos. Eso les incapacita para amar, aunque a veces lo finjan. Cuando ocurre eso, cuando disimulan su narcisismo y parece que quieren a otras personas, acaban por desenmascararse en algún momento. Por ejemplo, cuando esperas que se preocupen por ti, pero en realidad ves que sólo piensan en el qué dirán y en cómo dañará eso a su propia imagen.

8. Envidia a los demás y cree que todos le envidian

Se lo tienen tan creído, que creen que los demás también le ven así y le envidian por ser tan genial. Y cuando son ellos los que envidian a alguien, se esfuerzan en desmontarlo, en destruirlo hasta que ya no haya nada que envidiar. Para eso, lo habitual es que extiendan rumores falsos sobre esa persona.

9. Tienen una actitud altiva

Te miran desde su torre de marfil, a ti, pobre mortal.

Fuente: harpersbazaar / MF

Así es como debes conservar estas frutas

Soy de las personas que guarda todas las frutas de la misma manera (o la mayoría). Y como sé que eso no está para nada bien, decidí aprender un poco más sobre el tema y compartirlo. Saber exactamente cómo almacenar cada tipo de fruta tiene muchas ventajas.

Resultado de imagen para Así es como debes conservar estas frutas

Quizás sin saberlo estamos haciendo que nuestra fruta preferida se eche a perder más rápido...

1. Manzanas

Tan pronto como las tengas en tu casa ponlas en el refrigerador. Duran hasta tres semanas. Si quieres conservar una que has partido tienes que cubrirla con papel film para que no se oxide.

2. Peras

Para conservarlas bien tienes que ponerlas en el refrigerador, ten en cuenta que duran en buen estado 5 días. Si has probado un pedazo y quieres guardar el resto tienes que hacer lo mismo que con las manzanas: envolverla con papel film.

3. Aguacate

Cuando estén maduros tienes que ponerlos en el refrigerador, de esta manera se mantendrán bien durante tres días. Si has probado alguna, tienes que cepillar la mitad que está sin comer con jugo de limón, luego le pones papel film ¡y al refrigerador!

4. Bananas

Las bananas puedes guardarlas en una frutera, permanecerán frescas por unos cinco días. Si comes la mitad y quieres guardar la otra mitad, al tener la cáscara no hay problema, pero tienes que envolver el extremo opuesto con papel film y llevarla al refrigerador.

5. Uvas

Tienes que guardarlas en el refrigerador dentro de un recipiente o una bolsa ventilada. Permanecen frescas durante una semana.

6. Naranjas

Es suficiente con ponerlas en una frutera. Permanecen frescas durante una semana o más. Si quieres guardar una que has probado tienes que llevarla al refrigerador dentro de una bolsa de plástico.

Fuente: vix / MF

3 maneras de quitar el sarro de forma natural

El sarro es aquello que se produce por la acumulación de sales de calcio y fósforo en los dientes. Por ello, lo mejor es acudir al dentista para eliminarlo, pero a veces por falta de tiempo las personas no lo hacen.

3 maneras de quitar el sarro de forma natural

Felizmente, existen remedios caseros que te pueden ayudar a que este problema no avance y a continuación te los contamos.

1.- BICARBONATO DE SODIO

Este producto es muy útil, pues te ayuda a eliminar el sarro y blanquear tus dientes. La idea es echar un poco en un recipiente, mojar el cepillo con agua y remojar las cerdas en el polvo. Luego cepillar y listo.

2. AGUA OXIGENADA

Lo mejor es que este producto no solamente te ayuda a quitar el sarro de tus dientes y también los blanquea. La clave está en hacer una masa con partes iguales de agua y peróxido de hidrógeno y usarla de dos a tres veces por semana.

3.- FRESA Y TOMATE

Estos alimentos son deliciosos, nutritivos y los adecuados para ayudarte a combatir el sarro. La idea es frotarlos sobre tus dientes y esperar algunos minutos. Luego enjuaga y listo.